Consecuencias de Cirugía de Columna

Consecuencias de Cirugía de ColumnaLos riesgos de las intervenciones quirúrgicas en la columna vertebral son menores, en aquellos pacientes a los que sí aplica; es decir, sólo el 1% de los pacientes es diagnosticado con lesiones que ameriten cirugía de columna vertebral, puesto que si se es operado sin haber sido lo suficientemente necesario, las probabilidades de fracaso aumentarían.

El dolor tras estas intervenciones quirúrgicas es frecuente y se repite en la mayoría de los pacientes. En la actualidad existen instrumentos mucho más especializados para estos procedimientos quirúrgicos, lo que se traduce en que los casos de mortalidad y morbilidad representan solo el 1% de la población total de casos de cirugía de la columna vertebral.

Puede tratarse de que la columna no está lo suficientemente estable, o que en algunos casos de haber introducido en el cuerpo implantes, es probable que algunos cuerpo los rechacen y haya dolor. Si el paciente pierde masa muscular también presentará dolores, e incluso pueda presentar mala cicatrización o los llamados “queloides” en la herida.

Si este es el caso, es necesario acudir lo más rápido posible, para solucionar y trata la situación de la manera más eficaz. Recordemos que cuando la cirugía no era realmente indicada, dichos procedimientos hacen que el fracaso de la operación sea visible.

Riesgos y complicaciones tras la cirugía de columna

  • La mortalidad tras la intervención quirúrgica de columna vertebral es muy improbable, al igual que es muy cercana al 1% la posibilidad de tener infecciones. Sin embargo este tipo de riesgos se hace más probable cuando la edad del paciente es muy avanzada, y mucho más si su cuadro de salud general e inmunitaria no está en niveles óptimos.
  • La aparición de la fibrosis post-quirúrgica, que se debe a dos casos específicamente, el primero y natural, que se da por la mala cicatrización del paciente debido a múltiples casos inmunitarios, y el segundo, que tiene que ver con lo invasivo del corte en la piel que deba hacerse, que implica sangrado durante la operación.
  • Mientras menos agresiva sea la intervención quirúrgica, y donde menos se toque el hueso vertebral, menos será el riesgo de que la misma tenga una postura inestable. Incluso, si la operación es de la aparición de una hernia discal, puede producirse una segunda hernia en el mismo lugar.

Cómo cuidarse luego de una cirugía de columna

  • El ejercicio siempre será la mejor opción para la recuperación de cualquier lesión músculo-esquelética.
  • Evitar mantener una vida sedentaria; lograr que el cuerpo esté siempre activo mejorará cualquier situación negativa en él.
  • Hacer conscientes las buenas posturas evitará posibles lesiones.
  • La higiene mental también es importante; la mente positiva
  • mantiene positivo al cuerpo.
  • Cumplir al pie de la letra las indicaciones que le dé su médico tratante.

Consecuencias de Cirugía de Columna